Se trata de la estancia más cara de Madrid y se encuentra en el Four Seasons Hotel Madrid. Hasta 400 metros cuadrados forman esta suite que incluye gimnasio, cocina y un despacho. La Suite Real, más grande incluso que la Suite Presidencial, es la última de las 200 habitaciones que se ha puesto a disposición de los clientes.

Además, se trata de una estancia muy especial porque es la única que se ha renovado a lo largo de los ocho años que ha durado la obra del hotel ubicado en el complejo de Canalejas, junto a la Puerta del Sol en Madrid. Cuenta con elementos del siglo XIX y alberga mucha historia: durante los años ochenta, Mario Conde eligió la estancia como su despacho cuando era presidente de Banesto.

La habitación cuenta con un vestíbulo, chimenea, un amplio salón, un majestuoso dormitorio y un baño de mármol con una bañera circular. Todo revestido en mármol y piedra. Se encuentra en la segunda planta, la que pertenecía a la zona noble del edificio, y las vistas son directamente a la Calle Alcalá.

Suite Real Four Seasons

Habitaciones de 45 metros cuadrados

El hotel está formado por 200 habitaciones que han ido incorporándose al catálogo escalonadamente desde que se abrió las puertas del resort al público en septiembre de 2020. Todas ellas superan los 45 metros cuadrados, casi el triple de los 17 metros cuadrados que exige la Comunidad de Madrid para conceder a un establecimiento la categoría de cinco estrellas. Alojarse en una de estas habitaciones cuesta entre 450 y 500 euros la noche.

Además, el hotel cuenta con diferentes salas comunes, como, un spa de 1.560 metros cuadrados, gimnasio, piscina o una terraza con increíbles vistas a la ciudad. Su vestíbulo, de 600 metros cuadrados, que mantiene tanto los mostradores originales del antiguo y desaparecido Banco Banesto, del que era presidente Mario Conde.

Aunque los clientes que se hospedan en el Four Seasons son principalmente americanos y de Oriente Medio, en este hotel se dan cita muchos turistas españoles y de países vecinos que buscan un servicio personalizado.

El despacho donde se fraguó la estafa

La trayectoria de Mario Conde es una de las más seguidas de nuestro país. Comenzó como abogado del Estado y, en los ochenta, se hizo máximo accionista y presidente de Banesto con sólo 38 años. Llegó a convertirse en todo un modelo de éxito, si bien en 1993 saltó es escándalo del Caso Banesto, que destapó una trama de corrupción en el banco y un agujero patrimonial de 3.636 millones de euros, y llevó a su intervención por parte del Banco de España el 28 de diciembre de 1993. Mario Conde fue condenado a prisión, donde cumplió condena por estafa y apropiación indebida entre 2002 y 2006. Posteriormente, intentó una incursión en política que resultó infructuosa.

Mario Conde firma con Alfonso Escámez la fusión de Banesto con Banco Central en 1993 en su despacho de Canalejas. / Crédito: Getty Images