20minutos

5 frases que te alejan del éxito y la felicidad

Si no estás satisfecho con tu trabajo, para poder cambiarlo debes empezar por desterrar de tu pensamientos las siguientes ideas que te reducen la autoestima y te paralizan.

meneame
Compartir

Hay trabajos en los que la presión y la exigencia por parte de superiores es muy elevada. Tal exigencia conlleva una abundante cantidad de mensajes que aminoran al trabajador internamente, impidiéndole tomar las decisiones correctas que mejoren su vida y su carrera laboral. Esta situación se traduce en un comportamiento de autocontrol y “sabotaje” interno del propio empleado a través de determinadas frases que se dice a sí mismo con el fin de restar importancia al escenario en el que tiene que trabajar día a día.

Hay casos en los que el empleado se llega a acostumbrar a ese comportamiento narcisista y excesivo por parte de su jefe  o sus propios compañeros de trabajo, aceptando lo sucedido sin darse cuenta de lo dañino que resulta y que destruye sus posibilidades de felicidad y crecimiento laboral.

Estas son 5 frases que necesita dejar de decirse a sí mismo para alcanzar el éxito y la felicidad:

“Esto no es tan malo, puedo aguantarlo”

Muchas personas piensan que la mejor opción es permanecer en estos ambientes tóxicos y desmoralizadores. Sin embargo, la solución no está en decirse a sí mismo que está bien sino en darse en cuenta de lo que sucede y demostrar lo que vales sin dejar que nadie te aminore.

“Soy demasiado mayor para cambiar esto”

Una idea muy extendido entre los trabajadores de avanzada edad es que son demasiado mayores para cambiar el rumbo de su carrera laboral y que las carreras alegres y gratificantes solo son posibles en la juventud. Este pensamiento es un error pues muchas personas han reunido el coraje para hacer los cambios necesarios en su trabajo y encaminar su futuro hacia lo que deseaban.

“No soy lo suficientemente bueno; de lo contrario, no me habrían despedido”

Este mensaje es tal vez el más dañino. Una gran cantidad de personas son despedidas al año y la mayoría no por ser incompetentes o por no hacer bien su trabajo. Son muchas las razones que pueden llevar a la empresa a decidir tu despido: situación económica, reorganización, etc. Por eso no es sano tomarlo como personal.

“Es muy difícil de cambiar”

Hay personas que no hacen cambios en sus vidas porque les asusta el riesgo que supone, pero muchas otras huyen del cambio por no comprometerse a llevarlo a cabo.Para hacer posible un cambio duradero, hay que cavar muy profundo dentro de uno mismo para determinar qué no funciona y poder modificarlo.

“Soy una persona introvertida y no tengo lo que se requiere de mí para tener éxito”

Lo que nos decimos a nosotros mismos es lo que da forma a lo que somos y a lo que nos sucede. Así, es importante modelarse a partir de historias internas positivas que ayuden a prosperar para así aumentar la confianza en uno mismo.