20minutos

El tejado solar de Tesla será más barato que uno convencional

Hace unas semanas te contamos en este artículo que Tesla había vuelto a poner el mundo patas arriba con una nueva genialidad: un techo solar que no lo parece. Con la apariencia de un tejado normal y cuatro modelos diferentes – color teja, beige, pizarra y gris – se trataba, en realidad, de celdas fotovoltaicas integradas en pequeñas tejas individuales. En el momento de su presentación en los escenarios cinematográficos de Universal City en Los Ángeles, Elon Musk no se atrevió a ofrecer a sus oyentes detalles concretos ni en cuanto a la fecha concreta de comercialización ni en cuanto al precio. “Dependerá del tamaño de cada casa, no os puedo decir más”, se excusó. Ahora sabemos más, y nos hemos quedado de piedra.

Compartir

Ha sido durante una reunión con los accionistas de Tesla para aprobar la fusión con SolarCity, que se ha saldado con la aprobación del 85% de los asistentes. Una de las preguntas fue directa a la yugular; es decir, a cuál será el precio final de los revolucionarios techos solares presentados en sociedad por la compañía tan solo unas semanas antes, y del cual no se había revelado detalle alguno.

Para sorpresa del mundo, y aunque sigue resistiéndose a ofrecer cifras concretas, Musk ha revelado un dato sorprendente: sus tejas solares serán más baratas que unas convencionales, incluyendo la mano de obra y sin contar el futuro ahorro energético que lleven consigo.

“Nos parece prometedor que nuestro techo solar cueste, de hecho, menos que un techo convencional incluso sin tener en cuenta el valor del ahorro energético que se obtendrá. Así que la propuesta básica sería la siguiente: ¿te gustaría tener un tejado que tiene mejor aspecto que uno convencional, que es más barato, el doble de resistente y que, además, genera electricidad? Es que… ¿por qué ibas a comprar otro distinto?”.

Según el visionario, no se trata de que el techo solar sea muy barato, sino de que el tradicional es excesivamente caro porque la cadena de proveedores resulta “enormemente ineficiente”.