Burger King: una hamburguesa de oro

Durante una buena parte de su historia, Burger King fue algo así como una idea con potencial pero sin impulso, siempre muy por detrás del todopoderoso McDonald’s y descuidada además por sus propietarios, incluyendo a Diageo y a un consorcio de capital privado liderado por TPG Capital.

Sin embargo, en los últimos cinco años, desde su más reciente adquisición por 3G Capital, compañía dirigida por los multimillonarios brasileños Jorge Paulo Lemann, Carlos Sicupira y Marcel Telles, la cadena de comida rápida ha recuperado el viejo brillo de su corona.

Burger King: una hamburguesa de oro

La ‘justicia’ está servida

Dos años después de comprar Burger King, 3G vendió el 29% de su participación a Justice Holdings, el vehículo de inversión de Bill Ackman, por un montante de 1.400 millones de dólares.

Burger King: una hamburguesa de oro

En 2014, Berkshire Hathaway (Warren Buffett) ayudó con una inyección de 11.000 milones de dólares.

Burger King: una hamburguesa de oro

Rescate de un rey

La marca anteriormente ignorada ha repuntado de forma significativa, con un crecimiento que podría haber hecho llorar al risueño Ronald McDonald: en el segundo trimestre de 2015 las ventas globales de Burger King aumentaron un 6,7%, mientras que las de McDonald se redujeron hasta un 0,7%.

Burger King: una hamburguesa de oro

Una Corona pesada

3G ha devuelto brillo a la corona, pero la mascota del ‘Rey’ fue eliminada de todas las campañas publicitarias en 2011.

Burger King: una hamburguesa de oro

Ha hecho algunas apariciones ‘de alto perfil’ recientemente, por ejemplo en el entorno del boxeador Floyd Mayweather o de pie trás el entrenador de la American Pharoah Bob Baffert, cuando su pura sangre ganó la Belmont Stakes y se alzó con la triple corona.

Burger King: una hamburguesa de oro

Hazlo a tu manera

Cuando 3G hizo su oferta de 3.300 millones de dólares en 2010, las acciones de Burger King languidecían, rondando los 17 dólares, menos del máximo alcanzado en el pico de la crisis financiera.

Burger King: una hamburguesa de oro

La firma de capital privado realizó una apuesta inicial de hasta 1.600 millones de dólares en efectivo, un préstamo de 1.700 millones más y se llevó la empresa, pagando 24 dólares por acción.

Burger King: una hamburguesa de oro

Los brasileños pusieron a Alex Behring como CEO para maximizar los beneficios reforzando las tiendas, actualizando los menús y respaldando aún más a las franquicias.

Burger King: una hamburguesa de oro

[td_smart_list_end]