En Estados Unidos, los candidatos presidenciales están obligados a declarar mensualmente sus gastos de campaña frente a la Federal Election Commission (FEC). Entre abril de 2015 y febrero de 206, la campaña de Trump gastó un total de 33,4 millones de dólares. Este es un pequeño resumen de cómo se gastó dicha cantidad:

Consultoría de comunicación Rick Reed Media: 10,96 millones de dólares
Donald Trump se jacta de no gastar mucho en publicidad y medios de comunicación como sus adversarios y lo cierto es que lleva razón. Él ha recibido una gran cobertura mediática debido a su presencia provocativa y sus declaraciones polémicas sin necesidad de pagar. Ahora bien, su mayor gasto de campaña ha ido para la consultora de comunicación política Rick Reed Media.
En comparación con lo que han gastado otros candidatos en medios de comunicación, la cifra no es muy alta: el gasto medio de Hillary Clinton supera los 23 millones de dólares y el de Marco Rubio, antes de su retirada, superó los 15 millones.

Merchandising de “Make America Great Again“: 3,06 millones de dólares
Trump ha estampado su lema “Make America Great Again” en gorras, camisetas, pegatinas, carteles, tazas, pins y bolígrafos. De los 2,500 millones gastados en estos artículos, más de 1,200 millones han sido destinados sólo a sombreros y camisetas. Las gorras se venden por 25 dólares cada una y las camisetas por entre 18 y 22 dólares. Las sudaderas con capucha rondan los 50 dólares. No está claro si las ventas de la campaña Trump de estos artículos cubre sus costes.

Vuelos en TAG Air, Inc: 2,94 millones de dólares
TAG Air es una compañía aérea propiedad del propio Trump a la que se paga por operar el avión de campaña del candidato, un Boeing 757-200 propiedad de su DJT Operations LLC. El avión tiene un comedor, dos dormitorios, ducha y está equipado para acomodar a 43 pasajeros con cinturones de seguridad chapados en oro. Las versión comercial de este avión puede llevar hasta 170 pasajeros a bordo.

Diseño gráfico e impresión en Wizbang Solutions, Inc: 927.809 dólares
Esta empresa de Colorado ha realizado para la campaña de Donald Trump servicios de impresión, diseño y propaganda. Ha impreso carteles, tarjetas y pegatinas de la campaña.

National Ballot Access: 816.855 dólares
Esta compañía con sede en Lawrenceville, Georgia, está especializada en la recogida de firmas para iniciativas de votación y peticiones de revocación. Los documentos presentados a la FEC no detallan el trabajo que esta compañía con fines de lucro ha hecho para la campaña de Trump y los responsables de campaña tampoco han dado detalles al respecto.

Dinero que gana el propio Donald J. Trump: 271.231 dólares
La campaña reembolsa a Donald Trump el dinero que gasta en su propia campaña, además del crédito de 24,4 millones que tiene. Hasta ahora ha ganado 271,231 dólares de media entre el 15 de junio y el 29 de febrero, más de 1.000 dólares por día.
Los responsables de campaña se han negado a especificar cómo se han gastado exactamente los fondos. Pero los documentos presentados a la FEC incluyen 15.000 dólares de alquileres no especificados y salarios de los empleados de campaña, entre ellos el de la portavoz de campaña Hope Hicks en octubre, que fue de 2.907 dólares.
Hay que recordar que la FEC permite a los candidatos reembolsarse dinero por la utilización de sus propios recursos hasta un coste razonable.

Billetes de avión en vuelos comerciales: 157.938 dólares
De los 157.983 dólares gastados en billetes de avión comercial, cerca de 82.226 dólares han sido en vuelos Delta; 30.668 en American Airlines y 22.339 en United Airlines. La campaña de Trump también ha gastado 15.834 dólares en vuelos de Southwest y 6.916 en vuelos de JetBlue. En comparación, la campaña de su rival demócrata Bernie Sanders ha gastado aproximadamente 1 millón de dólares en billetes avión comercial.

Facebook: 53.221 dólares
Los datos proporcionados a la FEC no detallan si el dinero gastado en Facebook ha sido para anuncios, promoción de páginas o para dirigir a la gente a la página de Facebook de Donald Trump. Trump tiene 6,6 millones de “me gusta” en Facebook, convirtiéndose así en el candidato más popular en esta red social. En cambio, Hillary Clinton tan sólo cuenta con 2,9 millones de “me gusta” en su página de Facebook.

Staples: 40.214 dólares
Los responsables de la campaña de Donald Trump no han dado detalles sobre las compras realizadas en Staples.

Uber: 7.066 dólares
Entre los 7.066 dólares gastados en el enemigo público de los taxis figuran paseos con un coste entre 4 y 276 dólares. En comparación, la campaña de Bernie Sanders ha gastado en Uber 2.412 dólares.

McDonald’s en Iowa: 672 dólares
La factura de McDonald’s cargada a la campaña de Donald Trump en Iowa tiene un valor total con el que podrían comprarse 157 hamburguesas de clase Big Mac.