Las últimas previsiones para la economía mundial realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea durante el pasado mes de octubre no han hecho sino empeorar (aún más) las cifras previstas para este agorero 2020, especialmente para España (-12,8%).

La media de la eurozona se quedaría en un negativo -8,3% bastante alejado del resto de las economías mundiales.

La previsión de crecimiento para 2021 es, sin embargo, más optimista que para el resto de países: hasta un 7,2% en España y un 5,2% de media para la Unión Europea.

El mismo FMI ha previsto una recuperación importante en los indicadores de la mayoría de economías avanzadas del planeta. La localización de una vacuna eficiente será clave en la consecución (más o menos real) de dichas previsiones.