Desde la compañía ya habían anunciado hace algunos meses que próximamente se batiría el récord de los mil millones, pero ni siquiera ellos esperaban que fuese tan pronto. La plataforma gestiona ya más de 42.000 millones de mensajes diarios en 53 idiomas, y 1600 millones de fotos

Como no podría ser de otra manera, Mark Zuckerberg no ha tardado en escribir en su muro un ‘post’ comentando la buena nueva. “Mil millones de personas ya usan Whatsapp. Enhorabuena a todos aquellos que han contribuido a lograrlo. La comunidad de WhatsApp se ha más que duplicado desde que se unió a Facebook. Nosotros le hemos dotado de la capacidad de permitirte llamar a tus seres queridos que están lejos. También hemos eliminado la cuota de suscripción, convirtiéndolo en un servicio totalmente gratuito. El siguiente paso es seguir trabajando para conectar todavía más a la gente alrededor del mundo y facilitar la comunicación con las empresas. Hay tan sólo unos pocos servicios que conecten más de mil millones de personas. Este récord es un paso importante en la conexión de todo el mundo”.

Así, Whatsapp se ha convertido en la aplicación de mensajería más popular en todo el mundo, superando a Facebook Messenger, que cuenta con 800 millones de usuarios activos. Sin embargo, aún le queda mundo por conquistar: Asia se le resiste, y continúa monopolizada por aplicaciones como WeChat, Line o Kakao Talk.

Pese a estas cifras estratosféricas de volumen de usuarios, WhatsApp continúa inmerso en la eterna batalla por la rentabilidad. Tras eliminar hace tan sólo un mes la cuota de suscripción de 0,89 al año, la aplicación busca nuevas vías para lograr la ansiada monetización. Según lo que ha dejado entrever Zuckerberg en las últimas semanas su estrategia podría estar dirigida a rentabilizar la plataforma por medio de la oferta de servicios a empresas, aunque con un enfoque aún por concretar.

Mientras tanto los usuarios continuaremos disfrutando de esta maravillosa herramienta sin la que ya el mundo nos resulta inconcebible. ¡Larga vida a WhatsApp!