Si eres de los agraciados con un premio de la lotería de Navidad, tendrás que compartirlo con Hacienda. Aunque, este año, tendremos que ser menos generosos porque se pagarán menos impuestos que en años anteriores. ¿Por la pandemia? No. Esta exención estaba prevista desde los Presupuestos Generales del Estado 2018.

Este año los premiados con 40.000 euros o menos no tendrán que pagar impuestos. Un límite que en 2019 se situaba en 20.000 euros.

Además, hay que tener en cuenta que un boleto o décimo de Lotería Nacional puede contener más de un premio. En este caso, la retención sólo aplicará a aquellos premios que excedan de esta cantidad, de modo que todos los premios que no alcancen esta cantidad por décimo están libres de impuestos, aunque en la suma total si superen los 40.000 euros.

La cantidad a retener será de un 20% sobre el importe de cada premio que supere dicha cantidad. Con el límite fijado en 40.000 euros, estos son los premios de la lotería de Navidad que tienen retención:

  • Primer premio (El Gordo): 400.000 euros al décimo. Como los primeros 40.000 euros están exentos de impuestos, recibirás 328.000 euros, mientras que Hacienda se queda con 72.000 euros.
  • Segundo premio: 125.000 euros al décimo. Hacienda se queda con 17.000 euros y el ganador, con 108.000 euros.
  • Tercer premio: 50.000 euros al décimo o 2.500 euros por euro jugado. Hacienda se queda con 2.000 euros y el ganador, con 48.000 euros.
  • El resto de premios están exentos de pagar impuestos.
Así puedes recibir tu premio:
Según el premio con el que hayas sido agraciado, tendrás que proceder de diferente modo:
  • Si tu premio es menor de 2.000 euros se puede cobrar en cualquiera de las Administraciones de Lotería.
  • Los premios que superen dicha cifra se deben cobrar en una entidad bancaria autorizada por SELAE (Abanca Corporación Bancaria, Banco de Sabadell, Bankia, BBVA, CaixaBank, Cajamar, Caja Sur BBK, Ibercaja Banco, Kutxabank y Unicaja Banco) que no te cobrará ninguna comisión, ni podrá exigirte ninguna contraprestación.
  • En cualquiera de los dos casos, se podrá solicitar el cobro a partir del día siguiente del sorteo.