Llevamos tan sólo unos días de 2016 y las fuertes caídas de los mercados ya permiten prever lo que será un año de tempestades en el mundo de las inversiones. Éstas son las razones por las que según el prestigioso economista Juan Ignacio Crespo se nos presentan 365 días convulsos.

Bolsa
Pese a la mala apertura de las Bolsas el 1 de enero, el economista se inclina por que en algún momento del año se perderá un 15% respecto al 31 de diciembre para iniciar después una fuerte recuperación.

Eurodólar
Tras apostar en sus libros y artículos a que el eurodólar se iría hasta 1,00 dólares – 1,05 euros, Crespo se inclina por un brusco cambio de tendencia en 2016 protagonizado por la fortaleza del euro.

Materias primas
El reverso de la conclusión anterior respecto al eurodólar no podría ser otra que la predicción que de que la caída de los precios las materias primas casi ha llegado a su fin.

Petróleo
El desplome de los precios del petróleo ha superado las expectativas de Crespo en sus publicaciones, y él aboga por que prácticamente hemos tocado fondo. De lo contrario, entraríamos en terreno desconocido, algo que podría ocurrir perfectamente teniendo en cuenta la caída de los precios de las materias primas y el recorrido del eurodólar.

Tipos de interés nominales y reales
Los tipos de corto plazo han continuado durante el año pasado cercanos a cero, mientras los tipos de interés reales (tipo nominal – inflación) de la deuda pública de EEUU a diez años han subido con fuerza, hasta el punto de que el tipo real se había multiplicado entre principios de 2014 y la primavera de 2015. Aunque 2015 cerró con un retroceso de en torno a un 1,80%, en 2016 se prevé que la tendencia siga siendo creciente, aunque experimentará grandes cambios.