“Actualmente, el Gobierno japonés gasta casi la mitad de sus ingresos fiscales totales en la lucha contra la enorme deuda. A pesar de esto, el rendimiento de los bonos japoneses a 10 años se mantiene en un nivel sorprendentemente bajo, menos del 1%”, reza el documento.

El segundo lugar lo ocupa Grecia, que en estos momentos atraviesa uno de los episodios más críticos de su historia y que, hasta hace poco, logró un acuerdo con la Unión Europea (UE).

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11469]