Este año, los bloqueadores de anuncios –los iconitos que reflejan un candado y que nos aseguran que nadie verá qué hacemos o que no habrá publicidad- les costaron a las empresas en total 22 mil millones de dólares, según PageFair. Evitar pagar estas licencias no sería peccata minuta para los empresarios.

Este servicio de bloqueo de anuncios ascendió en 2015 en un 42%, lo que deja patente que los bloqueadores son una amenaza real para las webs y portales de pequeños y grandes corporativos.

¿Dónde se bloquean más anuncios? Grecia es el país que se lleva la palma, con un 37% de sus webs que se ven obligadas a pagar si quieren ofrecer un servicio correcto, por detrás se encuentra Polonia con un 35%. A la cola México y EE UU, que parecen evadir a dichos piratas informáticos con mayor facilidad.

Sin embargo la percepción del usuario es distinta, que acaba viendo más spots de los que desearía ¿Estás cansado de la publicidad en los portales?