La película ‘Frozen’ costó realizarse la friolera de 250 millones de dólares, cantidad que es una menucia si la comparamos con lo que lleva recaudado en taquilla: su primer fin de semana recaudó 67 millones de dólares –lo que se considera un estreno algo flojo para la factoría-.

Pero el éxito de ‘Frozen’ vendría más adelante: la persistencia en la taquilla – En España consiguió en 18 semanas más de 16 millones de euros, algo impensable para un largometraje infantil-, junto al boca a boca y el factor sorpresa la alzarían hasta donde está hoy.


Es una máquina de hacer dinero en todos los sentidos: disfraces para festejos, merchandising, la edición del Dvd o la irrupción en la lista Billboard con el tema “Let It Go”. Con este tema logró batir otro récord: cerca de 4 millones de copias vendidas solo en EE UU. Este disco fue el más vendido de 2014 hasta la última semana, que le arrebató el laurel la cantante Taylor Swift con “1989”. Además, debemos saber que el largometraje animado fue la película más buscada en internet en 2014, en Youtube también despunta: más de 322 millones de visitas almacena su video del oscarizado “Let It Go” con Demi Lobato.

Pero eso no es todo, su influencia traspasa el ámbito infantil para colarse en otras industrias como la moda. Carolina Herrera, Valentino o Eli Saab se han inspirado claramente en el film para dibujar piezas en sus colecciones venideras.

Asimismo, si por último atendemos a la recaudación mundial en taquilla, nos encontramos con una cifra vertiginosa: 1.254.512.386 de dólares, según la web especializada The Numbers, que también arroja otro dato, las ventas de los Dvd’s y blue rays vendidos de Elsa y Ana: 346.597.486 de dólares.

Y solo lleva un año y medio de vida… definitivamente se ha gestado un clásico.