Se trata de una plataforma de citas online y redes sociales para personas que quieren ser infieles. Para ello, estos clientes interesados en tener relaciones extramatrimoniales exigen una confidencialidad absoluta. Todos quieren tener aventuras, pero ninguno que sus parejas se enteren.

“La vida es corta. Ten una aventura”. Es el lema de Ashley Madison, que ya cuenta con más de 15 millones de usuarios en 25 países. Todo parece correctamente incorrecto, depende de la moral de cada uno, pero esta compañía se ha encontrado con problemas y prohibiciones por ayudar a otros a tener relaciones extramatrimoniales.