Justo cuando Tinder pensaba que no podía avanzar más, prepara nuevos cambios en futuras actualizaciones. Y es que esta app se ha convertido en todo un referene a nivel internacional en cuanto a la estrategia de introducción en el mercado como a su forma de darse a conocer. Fue en 2012 cuando Sean Rad, Justin Mateen, Jonathan Badeen y Chris Gulczynski decidieron utilizar dos armas infalibles que todo ser humano tiene, y darle una visión de negocio: la timidez a la hora de conocer gente y la escasez de tiempo para el ocio personal.

De esta manera, se confecciona la simple destreza elaborada por Tinder, una aplicación que ya posee más de 50 millones de usuarios activos repartidos a lo largo del mundo (ya que está disponible en 24 idiomas) y que es utilizada más de 11 veces diferentes al día de media, deslizando el dedo un total de 1.000 millones de veces. Con una interfaz muy sencilla, permite a los usuarios poder conectar y hacer ‘match’ en cualquier momento. De hecho, se estima que se producen 10 millones de uniones cada 24 horas que han llevado a realizar unas 50 propuestas matrimoniales.

Si tuviéramos que crear el perfil de usuario de esta aplicación, correspondería al de un joven varón entre 18-24 años. Y es que el 52% de los usuarios corresponden con esta franja de edad, siendo la presencia masculina bastante superior a la femenina. No obstante, son las mujeres las que pasan más tiempo utilizándola con una media de 8,5 minutos, frente a los 7,2 minutos de los hombres.