El coste de la mano de obra no solo es la remuneración que recibe el trabajador durante un tiempo determinado, sino la suma de dinero que corre a cargo del empleador y que incluye también primas, dietas o seguridad social, por ejemplo. En este sentido, España (29,1 euros/hora) se sitúa ligeramente por encima de la media europea (27,8).

Fuente el orden mundial