A medida que más y más personas tratan de adoptar un estilo de vida más sostenible, el número de las que limitan el consumo de carne o se abstienen de su ingesta aumenta constantemente.

Ser vegetariano o vegano es una nueva tendencia global. Según las cifras publicadas por la firma de análisis de mercado Euromonitor, esa tendencia, en contra de lo que podría inferirse, no es exclusiva de los países ricos.

Aunque está muy extendida entre las economías desarrolladas, las dietas basadas en verduras y la preocupación por el bienestar animal también forman parte de las nuevas corrientes que se abren camino en los mercados emergentes, a pesar del arraigado valor de la carne como fuente nutritiva y de prosperidad que existe en ellos. Es el caso de países como China, Indonesia e India, o de Nigeria, el país en el que el vegetarianismo ha crecido más, por encima, incluso, de Alemania o Italia.

Fuente: EUROMOTOR INTERNACIONAL