Los datos publicados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) indican que el dólar como moneda de reserva internacional está perdiendo peso, mientras que el euro, el renminbi y el yen lo ganan.

La porción de reservas denominadas en dólares se contrajeron en el primer trimestre –por quinto trimestre consecutivo– cuando las expectativas de crecimiento para la economía internacional superaban a las de la estadounidense, así como por los anuncios de cambio de orientación de las políticas monetarias de algunos bancos centrales.

No obstante, este escenario se alteró en el segundo trimestre al fortalecerse el dólar por las amenazas de guerra comercial y el mensaje del Banco Central Europeo de que no subiría los tipos de interés hasta entrado el próximo año. Pese a la pérdida relativa de peso como moneda de reserva internacional, el ‘billete verde’ sigue siendo la principal divisa mundial y las más utilizada como reserva.