Los vehículos de alquiler valen casi 2.500 euros menos de media que el promedio del mercado automovilístico, según el último informe elaborado por el Corporate Vehicle Observatory (CVO) en España.

Han existido diferencias de precio desde el año 2013, pero también es cierto que ese año la distancia existente (11,8%) era mayor que en 2017 (9,2%), que es el último ejercicio del que disponemos de cifras definitivas.