El consumo de flores durante San Valentín se multiplica por 20 y alcanza su máximo anual llegando a ser un 8% de la producción total del año, según datos de The Colvin Co., pioneros en la venta de ramos de flores frescas online. El 85% de las ventas se realizan del 8 de febrero al 13 de febrero, y un 65% de ellas se concentran en los últimos 3 días antes de la fecha de San Valentín.

Según las ventas realizadas durante la campaña anterior en Colvin, el cliente invierte un precio medio de 38€ por bouquet, siendo 29€ el gasto mínimo y 39€ el máximo. El gasto invertido en un ramo durante San Valentín supera un 25% la media de inversión de un cliente en cualquier otro momento del año, excluyendo el día de la Madre donde el consumo de flores se dispara.

3 de cada 4 ramos es de rosas

Un 74% de los ramos vendidos tienen rosas en su composición, sin embargo, cada vez más el comprador apuesta por bouquets que incluyen flores de gran simbología como los claveles, los crisantemos y los liliums.

9 de cada 10 rosas que se vendieron en San Valentín durante el 2017 eran importadas, según datos de la Asociación Española de Floristas. El origen de las flores que Colvin pone a la venta durante la campaña de San Valentín provienen de campos de cultivo europeos, en concreto de España, la Toscana y Holanda. La cercanía de los campos responde a la visión de la marca de ofrecer la máxima calidad y frescura recortando intermediarios. Esta desintermediación, permite que Colvin pueda ofrecer producto fresco un 40% más económico que el precio medio del mercado.