Según los datos de la OCDE, Irlanda tiene una de las tasas más bajas en impuestos de sociedades, con un 12,5%. Esa tasa ha resultado muy atractiva para muchas empresas tecnológicas y multinacionales, como Google y Facebook. Después del pesimismo de la crisis financiera, Irlanda se está recuperando muy bien registrando un crecimiento del 26% en 2015.

La mejora económica, la baja tasa de impuestos de sociedades y la incertidumbre provocada por la decisión británica de abandonar la Unión Europea hacen que Irlanda sea un país cada vez más atractivo para las empresas extranjeras. El político británico George Osborne se ha comprometido a reducir la tasa del impuesto de sociedades de Gran Bretaña de su actual 20% al 17% en 2020. Pero, ¿qué tasa pagan el resto de los países de la OCDE?

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11381]