“Después de dos años de inversiones, la compañía cumple sus objetivos en 2015 y espera superarlos tras la reciente actualización de la visión de su plan estratégico, con una base de ingresos más altos, una cartera mejor posicionada y optimizada, así como un significativo aumento de calidad”, han afirmado desde NH por medio de un comunicado.

En concreto, los ingresos aumentaron a lo largo del pasado año en un 10,3% situándose en los 1.395 millones de euros, al mismo tiempo que se generó un resultado bruto de explotación (ebitda) de 149,5 millones de euros, una cifra un 38,8% superior a las registradas en 2014. Los ingresos por habitación disponible también ascendieron, en este caso un 11%, apoyados en la mejora de la actividad.

¿Cuáles son las razones de este crecimiento? En primer lugar, el grupo pudo beneficiarse en 2015 del mejor año turístico de la serie histórica. Al mismo tiempo, el plan estratégico iniciado hace dos años ha comenzado por fin a dar sus frutos. Las inversiones en reposicionamiento y equipamiento básico de las habitaciones, así como al auge de su marca de alta gama NH Collection, que suma ya 50 hoteles y 7.715 habitaciones, han fortalecido la cartera del grupo. De hecho, el 27% de sus establecimientos se encuentran en el Top 10 de cada destino de acuerdo con datos de TripAdvisor. Desde que el plan se puso en marcha, NH ha reformado completa o parcialmente 79 hoteles (se prevé que cuando termine 2016 sean 27 más), al mismo tiempo que se ha deshecho de 42 establecimientos “no estratégicos”.

De cara al nuevo año NH asegura tener previsiones “muy favorables”, augurando un incremento estimado de los ingresos del 8%. Según el comunicado emitido por el grupo, esta ansiada vuelta a la rentabilidad pone sobre la mesa su intención de “generar valor al accionista lo antes posible”.