En el número 70 de Park Avenue se encuentra la última adquisición del creador de Zara. Se trata de un establecimiento en el edificio Murray Hill que gestiona la cadena Iberostar. La compra, registrada la tarde del 27 de junio, ha sido de 67,57 millones de dólares (61 millones de euros aproximadamente), según aparece en el registro de propiedades inmobiliarias de Nueva York y se ha realizado al fondo KHP través de su inmobiliaria particular, Ponte Gadea, con sede en Miami.

Con este inmueble se suman 11 operaciones en 10 años por parte de la inmobiliaria en la ciudad estadounidense. En 2006 pagó 107 millones de dólares por el edificio de la calle 59 de Manhattan y 115 millones por otro edificio en Madison Avenue. Más tarde, en 2013, gastó otros 94 millones en un inmueble en el 418 West de la calle 14, en el que hoy se encuentran tiendas de marcas como Levi’s. Este año también ha cerrado otra operación anterior a la adquisición del hotel de esta semana. Se trata de la compra del edificio Haughwout, construido en 1857 en Broadway y por el que pagó 140 millones de dólares.

Pero su imperio no se limita a Nueva York. Amancio Ortega tiene propiedades en varios puntos de España, Milán, Londres, París e incluso en Miami, aunque este año el multimillonario está encontrando grandes oportunidades en la ciudad de la Gran Manzana.