“Una vivienda de alquiler en calles emblemáticas de Madrid, Barcelona, Bilbao, Pamplona, San Sebastián, A Coruña, Cádiz, Marbella o Zaragoza se sitúan por encima de los 1.500 euros al mes; precios que llaman la atención si los comparamos con los barrios más baratos en ciudades como Huelva, Alicante, Castellón, Elche, Torrente, Granada, Málaga, Jerez de la Frontera, Almería y Jaén, donde se puede alquilar una vivienda por debajo de los 200 euros mensuales. Ambos extremos han disminuido con respecto a otros años”. Así resumen los expertos de TecniTasa los resultados arrojados por su informe: una brecha descomunal entre lo que se paga en unas y otras ciudades, aunque esa desigualdad parece presentar tendencias decrecientes.

Este año la señorial calle Serrano de Madrid ha sido desbancada como lugar de España con el precio de alquiler de vivienda más elevado por Barcelona y su Paseo de Gracia, donde ahora arrendar un apartamento de cien metros cuadrados cuesta 2.958 euros al mes, un 2% más respecto al año anterior. Por su parte, un inmueble en Serrano de la misma superficie cuesta 2.784 euros, lo que supone una reducción del 13% interanual. Tras Barcelona y Madrid, las ciudades con los alquileres más caros son Pamplona (2.490 euros), Marbella (1920 euros) y Cádiz (1.786 euros).

En la otra cara de la moneda está la localidad alicantina de Elche, donde los habitantes del barrio de Carrús apenas pagan 1,80 euros al mes por metro cuadrado; un precio similar al que se pide a los vecinos de la barriada del Torrejón, en Huelga, donde el metro cuadrado sale a 1,98 euros mensuales. En Almería, el barrio de la Pescadería también destaca por el bajo de su precio de los alquileres, que apenas alcanza los dos euros por metro cuadrado y mes.

Las subidas en el precio del alquiler más llamativas, por encima del 13% interanual, se han registrado en Pontevedra, Vigo, Santander y Castellón de la Plana, mientras en ciudades como Córdoba, Huesca, Zaragoza, Ávila, Salamanca, Zamora o Guadalajara éstos han descendido más del 12%.

En cuanto a las urbes que presentan una mayor desigualdad entre barrios, Barcelona ocupa de nuevo el primer puesto: una vivienda familiar de cien metros cuadrados en el Paseo de Gracia cuesta unos 1.958 euros al mes, mientras en zonas como Besós y Ciutat Meridiana apenas alcanza los 300 euros. Madrid ocupa el segundo lugar, ya que una vivienda en la calle Serrano con una superficie de cien metros cuesta 2.784 euros y una del mismo tamaño en San Cristóbal de los Ángeles tan sólo 470 euros.