La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha admitido a negociación las nuevas acciones de Vidrala fruto de la ampliación de capital de la compañía, con cargo a reservas de libre disposición, con el fin de asignarlas gratuitamente a los accionistas.

En concreto, el importe de la ampliación asciende a 1,57 millones de euros y se ponen en circulación algo más de 1,54 millones de acciones ordinarias con un valor nominal de 1,02 euros, según la documentación remitida por la compañía a la CNMV.

Así, desde este miércoles, las nuevas acciones de la sociedad cotizarán en las Bolsas de Bilbao y Madrid. La asignación a los accionista se hará de tal forma que se otorgará un título nuevo por cada 20 antiguos.