El sector vitivinícola español eleva la población en los pequeños municipios de menos de 2.000 habitantes un 36% en 20 años, mientras que la de los que carecen de viñedos ha descendido un 9,6%, según los datos del informe económico elaborado por la Interprofesional del Vino de España (OIVE).

En concreto, todas las comunidades autónomas, y más del 40% de los municipios españoles, albergan el cultivo de la vid. «En la tierra en la que hay una viña, hay puestos de trabajo y vida en sus pueblos. Necesitamos visibilizar nuestra labor, que crea empleo, da riqueza a los pueblos y oportunidades laborales atractivas tanto para los más jóvenes como para las mujeres, fundamentales para seguir creciendo», ha explicado el presidente de la OIVE, Fernando Ezquerro.

El informe desvela que el sector del vino contribuye con el 1,9% al PIB español (20.330 millones de euros) y genera 363.980 empleos, mientras que destaca la relevancia que ha adquirido la presencia de la mujer en los últimos años, en determinadas actividades de la cadena de valor, ya que se ha duplicado, entre 2009 y 2020, el número de mujeres jefas de explotación.

Por su parte, la directora general de Producciones y mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Esperanza Orellana, ha destacado que el sector vitivinícola tiene «todos los instrumentos necesarios para centrarse en los desafíos y adaptarse a los retos de calidad, sostenibilidad y preferencias cambiantes de los consumidores».

La interprofesional también ha presentado su nueva identidad. «Hemos querido reflejar un sector moderno, responsable e innovador que ama la vida, y que responde a la necesidad humana de relacionarse, de compartir, y de disfrutar el momento», ha explicado la directora de la OIVE, Susana García.

«El vino es un elemento protagonista y fundamental de nuestra cultura, y desde la Interprofesional debemos ser la punta de lanza a la hora de transmitir y defender todo lo que representa el vino, que, sin duda, es mucho más que vino», ha señalado García.

Además, la OIVE ha puesto el foco en los pasos que ya se han avanzado en el desarrollo del plan estratégico del sector y que ya están trabajando en la próxima extensión de norma que empezará en agosto de 2024.