El consejero delegado de Acento y ex ministro socialista de Fomento, José Blanco, ha defendido que el Corredor Mediterráneo está «llamado a jugar un papel fundamental», no solo a nivel empresarial, sino de cara a convertir a España en una «gran plataforma logística de conexión con Europa».

Durante su intervención en el 7º Acto Empresarial por el Corredor del Mediterráneo, Blanco ha defendido ha este proyecto «es fundamental» y da respuesta a la mayor parte del PIB que se centra en esta zona.

Además, ha insistido en que lo importante de este corredor es solo el pasajero, sino las mercancías, ya que este aspecto el corredor supondría un impulso para el sector empresarial y sin este, «no hay ni competitividad, ni empleo, ni crecimiento, ni futuro», en palabras del ex ministro.

Asimismo, Blanco ha insistido en que «el transporte no puede ser una limitación para el mercado» y que a la hora de crecer, no se puede parar en la frontera.

El ahora empresario ha apuntado también que el corredor permitirá sacar a camiones de la carretera, lo que provocará beneficios a nivel de sostenibilidad, aunque no ha dejado de lado que este es un proyecto de un coste muy elevado.