Unicaja Banco celebra este martes una junta general extraordinaria de accionistas en su sede de Málaga donde se someterá a votación la ratificación del nuevo consejero delegado de la entidad, Isidro Rubiales, así como de los cuatro nuevos consejeros independientes Rocío Fernández, Antonio Carrascosa, Inés Guzmán y Nuria Aliño.

Unicaja también llevará ante sus accionistas el dejar sin cubrir la vacante de consejero que dejó el representante de Oceanwood, David Vaamonde, después de que en agosto el fondo redujese del 7% al 0,35% su participación en la entidad.

En este sentido, el banco señalaba en la convocatoria de la junta que ha iniciado el proceso de selección de un nuevo consejero independiente pero que todavía «no ha podido finalizarse».

Sin embargo, pide a los accionistas que den la facultad al consejo de administración para cubrir la vacante por cooptación, si bien posteriormente será sometida su ratificación en la próxima junta general de accionistas que se celebre.

Cabe señalar que recientemente el empresario Tomás Olivo ha elevado su participación en el banco al 9%, lo que lo convierte en su segundo accionista y lo que le permitiría contar con un puesto en el consejo de administración.

POLÍTICA DE REMUNERACIÓN HASTA 2026

Unicaja también llevará a la junta la política de remuneración de los consejeros que se aplicará desde la fecha de su aprobación y durante 2024, 2025 y 2026.

En este sentido, el banco propone fijar en 1,95 millones de euros el importe máximo de la remuneración anual del conjunto de los consejeros, en su condición de tales, es decir, sin considerar la remuneración por el desempeño de funciones ejecutivas.

Según consta en la política de remuneración para el periodo entre 2021 y 2023, el importe máximo estaba fijado en 950.000 euros brutos, aunque se elevó hasta los 1,1 millones de euros brutos tras la fusión por absorción con Liberbank en julio de 2021 con el fin de adaptarlo al nuevo número de consejeros resultantes tras la operación, ya que el consejo pasó de 12 a 15 miembros.

El nuevo importe máximo será aplicable desde su aprobación y durante el ejercicio 2024, aunque se actualizará en 2025 y 2026 de acuerdo al porcentaje de revisión salarial que se fije en el convenio colectivo aplicable a los empleados de la entidad. Permanecerá vigente hasta que la junta no acuerde su modificación.

El consejo también pedirá autorización a los accionistas para entregar a los consejeros ejecutivos, durante el periodo de vigencia de la política de remuneración y siempre que cumplan las condiciones establecidas, una cartera de acciones con un valor máximo de 1,2 millones de euros.

Dicha cantidad se divide en 964.408 euros en concepto de retribución variable a corto plazo (hasta 296.240 euros por cada ejercicio completo y hasta 75.688 euros por la parte proporcional del ejercicio 2023 en que estará vigente esta política) y de hasta 296.240 euros en concepto de retribución variable a largo plazo.

«El importe correspondiente a la retribución a corto plazo por cada ejercicio será objetivo de actualización anual con arreglo al porcentaje de revisión salarial que se fije en el convenio colectivo aplicable a los empleados de la sociedad», lo que puede llevar a una actualización del importe máximo total, según explica la entidad.

MOVILIZACIÓN DE SINDICATOS

Aprovechando esta junta extraordinaria, los sindicatos CCOO, UGT, CSIF y Cesica han convocado este lunes una concentración ante la sede de Unicaja en Málaga entre las 18.00 y las 19.00 horas. Además, mañana, a partir de las 10.00 horas, los delegados sindicales de todos los sindicatos representativos se concentrarán en la puerta de la junta para pedir una mejora en las condiciones laborales y exigir avances en las negociaciones en curso.

A través de un comunicado, CCOO ha destacado una reunión con el nuevo consejero delegado, Isidro Rubiales, donde transmitió su «voluntad» de establecer un modelo de relaciones laborales «basado en el diálogo, de buscar soluciones a los innumerables problemas con los que se ha encontrado y de desarrollar un proyecto empresarial basado en los accionistas, la clientela y la plantilla como los tres pilares de la responsabilidad social de Unicaja».

Sin embargo, el sindicato ha adelantado que intervendrá en la junta para reclamar que se avance en la mesa de negociación donde se ha fijado como «prioridad» converger hacia un modelo retributivo «único» y que «reduzca la brecha salarial» con la media del sector.

El sindicato también reclamará dotación de personas y de medios que permita mejorar la calidad del servicio a la clientela, así como un pacto de renovación generacional que posibilite la incorporación de profesionales jóvenes que sustituya a la plantilla de más edad.