La red social para vecinos NextDoor registró pérdidas de 107 millones de dólares (100 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2023, lo que supone aumentar un 2,6% los ‘números rojos’ de la compañía en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó la empresa, que acometerá un pan de reducción de costes, incluyendo el recorte del 25% de su fuerza laboral, lo que supondrá la salida de unos 176 empleados.

La cifra de negocio de la compañía hasta septiembre aumentó un 2% interanual, hasta 162,7 millones de dólares (152 millones de euros), incluyendo 56 millones de dólares (52 millones de euros) en el tercer trimestre, un 3,9% más que un año antes.

A través del plan de reducción de costes anunciado, incluida una reducción del 25% en su base de empleados, Nextdoor espera rebajar sus gastos de personal actuales de hasta 60 millones de dólares (56 millones de euros) al año.

«Si bien nuestro negocio es financieramente sólido con un balance general saludable, debemos cumplir con nuestro compromiso con nuestros accionistas. Esto significa dimensionar correctamente nuestro negocio y alinear nuestro equipo y otros gastos con nuestras expectativas de ingresos a corto plazo», declaró Sarah Friar, consejera delegada de la compañía.

En este sentido, la ejecutiva expresó su confianza en que estas acciones posicionen a la empresa para alcanzar el punto de equilibrio del flujo de caja libre trimestral para finales de 2025.

Por otro lado, Nextdoor también anunció hoy que Mike Doyle renunciará a su puesto como director financiero tras la presentación del informe trimestral de la compañía, aunque permanecerá en Nextdoor hasta el próximo 1 de diciembre para ayudar a garantizar una transición sin problemas.

Matt Anderson, director de finanzas y estrategia de Nextdoor, ha sido nombrado nuevo director financiero con efecto inmediato.