La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha puesto en duda que la banca vaya a poder mantener el nivel actual de rentabilidad y de márgenes en el medio plazo y ha pedido guardar capital para afrontar los próximos retos.

Durante su intervención en el XXX Encuentro del Sector Financiero, organizado por Deloitte y ABC, Delgado se ha mostrado optimista con la situación de la banca, pero al mismo tiempo «cauta». Cree que los directivos bancarios son «conscientes» de los riesgos que sobrevuelan al sector y que los estás gestionando adecuadamente. «Este ejercicio va a ser muy bueno, pero no cabe esperar ni que las rentabilidades ni los márgenes se vayan a mantener en el futuro», ha indicado.

Así, ha recordado que la subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) ha permitido un crecimiento del margen de intereses del 27% entre los meses de junio de 2022 y 2023, mientras que el resultado neto se incrementó un 25%.

Esto ha elevado el retorno sobre el capital (ROE) al 12,1%. «La cuestión es si se va a mantener o no a largo plazo y si se va a volver a niveles anteriores a la gran crisis financiera de 2008. En mi opinión, no vamos a volver a esos ROEs, por lo menos en el medio plazo», ha sostenido Delgado, antes de explica que la tasa de rentabilidad de la banca española está por encima de la media de la banca europea.

«La banca española está obteniendo unos niveles de rentabilidad bastante considerables y ya veremos si son sostenibles en el tiempo», ha ahondado.

De esta forma, Delgado ha concluido que el incremento de márgenes y rentabilidad «no es sostenible» en el medio plazo, al tiempo que ha señalado la posibilidad de que la banca acometa un incremento de provisiones ante el endurecimiento de las condiciones financieras y el empeoramiento de la calidad crediticia.

«En el corto plazo, las mejoras de márgenes actuales deben permitir absorber posibles deterioros en la calidad de activos. En el medio y largo plazo es fundamental acumular capital para afrontar los retos de la digitalización y la transformación del modelo energético», ha defendido.

REMUNERACIÓN DE DEPÓSITOS

Sobre los depósitos, Delgado ha insistido en que se está produciendo una menor traslación de la subida de tipos tanto a depósitos de empresa como de particulares. Sin embargo, ha señalado que la traslación del incremento del Euríbor es más relevante en los depósitos a plazo para empresas, donde el ‘pass-through’ alcanzaba un 45% en agosto. Para depósitos a plazo de familias, el traslado de la subida de tipos era del 29%, mientras que solo se había pasado un 2,3% para los depósitos a vista, tanto de empresas como de particulares.

Sin embargo, el grado de sustitución de depósitos a vistas frente a depósitos a plazo todavía es limitado, ya que el ahorro a vista sigue suponiendo casi un 90% del total.