Endesa está buscando la entrada de un socio estratégico con una participación minoritaria para una cartera de renovables de unos 2.000 megavatios (MW) de potencia, según informaron a Europa Press en fuentes financieras.

En concreto, esta cartera incluiría tanto proyectos en operación como en desarrollo, mayoritariamente fotovoltaicos, y la operación valoraría el total de la cartera en unos 2.000 millones de euros. Fuentes de la eléctrica consultadas por Europa Press declinaron realizar ningún tipo de comentario al respecto.

Según adelanta este lunes ‘Cinco Días’, Endesa ha encomendado a Santander e Intesa San Paolo la venta de esta participación minoritaria en esta cartera de proyectos renovables.

A cierre de la primera mitad del año, la eléctrica dirigida por José Bogas contaba con 9.300 MW de potencia renovable (hidroeléctrica, solar y eólica) en la Península, 800 MW más respecto a final de junio de 2022. El plan estratégico de Endesa a 2025 pasa por alcanzar los 13.900 MW de potencia.

ESTRATEGIA DE ENTRADA DE SOCIOS MINORITARIOS.

La entrada de socios minoritarios es una estrategia habitual para financiar la expansión de las renovables por parte de los grupos energéticos.

En este sentido, Iberdrola, por ejemplo, selló una alianza estratégica con el fondo soberano de Noruega, gestionado por Norges Bank Investment Management, para coinvertir en 1.265 megavatios (MW) de nueva capacidad renovable en España y, además, ambas compañías están trabajando para ampliar la alianza en más de 500 MW renovables en la Península Ibérica.

Asimismo, la eléctrica dirigida por Ignacio Sánchez Galán firmó también una alianza con Energy Infrastructure Partners para coinvertir en el parque eólico marino de Wikinger y potenciar su cartera de eólica marina, entre otras operaciones de esta naturaleza.

Igualmente, Repsol también estaba estudiando la venta de una participación del 49% en una cartera de proyectos eólicos y fotovoltaicos en España, en operación o próximos a entrar en funcionamiento, siguiendo así con su estrategia de dar entrada a socios minoritarios en estos proyectos.

Estas alianzas a través de la entrada de socios minoritarios figura también en la estrategia de la petrolera para el desarrollo de su cartera de renovables. Así, en julio del año pasado cerró una nueva alianza con Pontegadea, el vehículo inversor del fundador de Inditex, Amancio Ortega, para venderle una participación del 49% en el complejo fotovoltaico ‘Kappa’ de la energética, por un importe de 27 millones de euros.

Anteriormente, en noviembre de 2021, Repsol ya también selló con el hombre más rico de España y una de las mayores fortunas del Mundo la venta de una participación similar en el parque eólico ‘Delta’ con una inversión de 245 millones de euros.

También en marzo del año pasado el grupo dirigido por Josu Jon Imaz vendió el 49% en la planta fotovoltaica ‘Valdesolar’ a The Renewables Infrastructure Group (TRIG) por 117 millones de euros.

Además, en junio de 2022, Repsol cerró la venta de una participación del 25% en su filial de renovables al consorcio formado por Crédit Agricole Assurances y el fondo suizo Energy Infraestructure Partners (EIP) por un importe de 905 millones de euros, asumiendo además la parte correspondiente de la deuda.