El número de establecimientos con licencia hotelera a la venta a través de Idealista ha crecido un 26,9% al cierre de agosto en comparación con el mismo mes de 2022, alcanzando los 1.346 anuncios, según los datos del portal inmobiliario.

Para Idealista, a pesar de que el sector turístico se está recuperando con fuerza este año y está cerca de batir el récord de visitantes e ingresos prepandemia, la incertidumbre económica y la elevada inflación son algunos de los factores que «parecen estar lastrando la actividad y que están impulsando la salida de hoteles al mercado».

En este sentido, a finales de agosto y en plena campaña estival, todas las provincias españolas contaban con unidades en venta, excepto las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. El mayor stock de hoteles disponibles se encuentra en las zonas costeras, principales focos turísticos de España.

Las regiones que concentran mayor stock de hoteles en Idealista son todas costeras, encabezados por Baleares, Málaga y Girona, con más de 100 hoteles en el mercado cada uno.

Les siguen Alicante (91 inmuebles), Barcelona (87), Granada (74), Las Palmas (55) y Valencia (51). Por el lado contrario, provincias como Segovia, Palencia, Teruel, Guadalajara, Cuenca, Albacete, Ourense, Navarra, La Rioja, Lleida, Zamora y Soria cuentan con menos de una decena de inmuebles en venta.

Las provincias que tienen actualmente menos anuncios de establecimientos hoteleros disponibles en idealista son La Rioja, Ourense y Vizcaya, con cinco unidades en venta en cada caso.

También destacan los fuertes incrementos de la oferta de Tarragona, Ciudad Real, Lleida, Albacete, Guipúzcoa, Huesca, Soria y Zaragoza, que han experimentado subidas de al menos un 75% en el número de unidades disponibles en 12 meses.

Casi una treintena de provincias han registrado un aumento superior al promedio nacional, entre las que se encuentran Murcia (55,6%), Alicante (49,2%), Valencia (41,7%), Barcelona (40,3%) o Santa Cruz de Tenerife (31,6%), mientras que otras nueve han perdido stock en el último año, como Córdoba (-5,3%), Toledo (-9,1%), Cáceres (-10%), Madrid (-17,3) y Almería (-19%).

Sin embargo, los tres mayores descensos del volumen de establecimientos con licencia hotelera en venta en el último año los han protagonizado Teruel, Sevilla y Cuenca, con caídas superiores al 30%.