La ministra Portavoz en funciones del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha señalado que el Gobierno velará por preservar la «autonomía estratégica» en Telefónica, tras la adquisición por parte de la saudí STC de una participación del 9,9% en la compañía española por un importe total de 2.100 millones de euros, sin intenciones de toma de control.

«El Gobierno tiene la capacidad de valorar este tipo de inversiones que no afectan al control de la compañía. Existen canales para preservar nuestra autonomía estratégica que el Gobierno pone en marcha, y yo lo que quiero subrayar es que Telefónica no solo es una empresa emblemática en nuestro país, sino que es una compañía estratégica, un operador estratégico y que el Gobierno va a velar, por supuesto, por la autonomía estratégica de España con absoluta normalidad y tranquilidad», ha señalado en declaraciones a RTVE recogidas por Europa Press.

Cabe recordar que si el grupo saudí hubiera adquirido el 10% de Telefónica se habría activado el escudo antiopas del Gobierno, aprobado en plena pandemia ante el desplome bursátil para proteger a las compañías estratégicas españolas del posible interés de grupos extranjeros, en un principio extracomunitarios, y posteriormente, también europeos.

Tras conocer que los títulos de Telefónica repuntaban más de un 2% en Bolsa, Rodríguez ha señalado que «movimientos económicos que afectan a la bolsa, que afectan a la economía de un país y de una compañía pues conviene dar estos mensajes de tranquilidad y no inquietar, y es lo que va a hacer el Gobierno y en lo que está trabajando en estos momentos ya la vicepresidenta primera y ministra de Economía».

Preguntada sobre cuándo se enteró el Gobierno de la operación en el grupo presidido por José María Álvarez-Pallete, Rodríguez ha indicado que «son operaciones empresariales, se da cuenta de ello en el día de ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y yo también, para tranquilidad de la audiencia, lo que tienen que conocer es que existen canales y todas las inversiones estratégicas que puedan incidir en nuestra autonomía estratégica reciban esa valoración y ese control por parte del Gobierno», ha concluido.