Las acciones de British Telecom (BT) han cerrado con una caída del 5% en la bolsa de Londres tras anunciar este jueves que obtuvo beneficios de 1.905 millones de libras (2.195 millones de euros) en su año fiscal y tras desvelar el plan de despido de hasta el 42% de la plantilla durante los próximos siete años y la sustitución de parte de esta por inteligencia artificial (IA).

De esta manera, los títulos de la compañía cotizaron al cierre del parqué a 140,70 libras (162,10 euros), un 5% menos que en la apertura, dejándose, por tanto, un valor de 7,40 libras (8,53 euros).

Justo hoy, BT había informado de que en el ejercicio fiscal 2023, que concluyó el pasado mes de marzo, se anotaron un 49,5% más de beneficios netos, que se quedaron en los 1.905 millones de libras (2.195 millones de euros).

Por otro lado, la propia operadora británica ha explicado que espera llevar a cabo en los próximos siete años una reducción de plantilla de entre 40.000 y 55.000 trabajadores, lo que supondrá un recorte de entre el 31% y el 42% de su actual fuerza laboral de 130.000 personas. El objetivo es aligerar la fuerza laboral a entre 75.000 y 90.000 para 2028 o 2030.

«Para finales de la década de 2020, BT Group contará con una fuerza laboral mucho más pequeña y una base de costes considerablemente reducida», ha indicado Philip Jansen, consejero delegado de la compañía.

Además, BT, antiguo monopolio británico de telecomunicaciones, espera completar en los próximos años la parte más intensiva en mano de obra del despliegue de sus redes 5G y fibra en el país, lo que supondrá necesitar menos ingenieros. Mientras, se prevé que la digitalización del negocio y las nuevas tecnologías, como la IA, reducirán la necesidad de personal en algunas áreas.

En este sentido, durante la conferencia para presentar los resultados, Jansen indicó que «para una empresa como BT existe una gran oportunidad de utilizar la IA para ser más eficiente».

Según la cadena BBC y ‘Financial Times’, los ajustes de BT supondrán el recorte de más de 15.000 puestos de ingeniero tras completar el despliegue de redes en el Reino Unido, así como 10.000 puestos menos en labores de mantenimiento, además de la eliminación de otros 10.000 roles por el uso de nuevas tecnologías de digitalización y automatización como la IA.

El secretario nacional del sindicato Prospect, John Ferrett, ha expresado la preocupación ante «la escala de estos recortes». «Siempre nos hemos opuesto a los despidos forzosos en BT y hemos podido garantizar a lo largo de los años que las reducciones se lograron de forma voluntaria», ha añadido.

El anuncio de recortes en BT se suma al realizado este martes por la operadora británica Vodafone, que comunicó su intención de suprimir 11.000 puestos de trabajo a lo largo de tres años con el objetivo simplificar su organización, además de acometer un plan de reestructuración en Alemania y una revisión estratégica en España.