La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha solicitado formalmente a la ministra de Hacienda y Función Pública la convocatoria de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas para revisar la subida retributiva con efectos retroactivos a 1 de enero de 2022, vinculándola al IPC. La solicitud se produce tras la petición formal al presidente del Gobierno el pasado 26 de abril.

El sindicato ha indicado que es necesaria una revisión tras el acuerdo suscrito por el Gobierno con CCOO y UGT y que CSIF rechazó, y ha señalado que este convenio agrava el «empobrecimiento generalizado» de los empleados públicos y apunta a que se pierde poder adquisitivo nada más aplicarse: «en 2022 perdimos cinco puntos, ya que el IPC cerró en un 8,5% mientras que la subida para ese año fue del 3,5%».

CSIF ha afirmado que el incremento salarial para los empleados públicos no puede ser inferior al acordado en el sector privado: 10 puntos porcentuales de incremento fijo entre 2023 y 2025, más 3 puntos adicionales vinculados al IPC.

Entre las medidas que buscan negociar con la ministra de Hacienda, se encuentra la implantación de la jornada laborar de 35 horas; la regulación de la jubilación parcial anticipada para el personal funcionario y estatutario; la puesta en marcha inmediata del teletrabajo en la AGE o la corrección de las desigualdades retributivas entre administraciones; entre varias otras.

Por otra parte, CSIF ha recordado que también ha presentado en el Congreso de los Diputados una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que los trabajadores de las administraciones públicas recuperen la estructura salarial previa a los recortes de 2010 y que ha elevado la pérdida del poder adquisitivo al 18%.