El multimillonario Elon Musk, propietario de Twitter y consejero delegado de empresas como Tesla o SpaceX, ha criticado con dureza el teletrabajo, que suprimió en la red social desde su adquisición el pasado otoño, llegando a asegurar que se trata de una cuestión «moralmente incorrecta».

En una entrevista con la cadena ‘CNBC’, el empresario ha defendido que la completa noción de teletrabajar «es un poco como la cita falsa de María Antonieta, ‘Déjadlos comer pastel'» al referirse a que otros trabajadores no pueden disfrutarlo y deben acudir a su puesto a diario.

En este sentido, ha criticado que aquellos a quienes se ha referido como «la clase del ordenador portátil» quieran teletrabajar, mientras que «las personas que tienen que ir a la fábrica, preparar tu comida, o pueden reparar tu casa no pueden trabajar en remoto».

«Las clases de ordenador portátil viven en ‘La-la-land’, pero las personas que hacen todas las cosas que consumen tienen que ir a sus trabajos (…) No es ya solo una cuestión de productividad, sino que pienso que es moralmente incorrecto», ha señalado.

Por otro lado, aunque Musk haya asegurado que él trabaja siete días a la semana, el empresario ha subrayado que no pide a los demás que cumplan semanas laborales como la suya, sino pasar al menos 40 horas semanales en la oficina.