Economía

El salario mínimo en España alcanza los 1.167 euros en 2022, un 65% más que en 2016, según Adecco

El salario mínimo en España se situó en 2022 en 1.167 euros, incluyendo la parte proporcional de las pagas extraordinarias, cifra un 65% superior a la existente en 2016, según el Anuario del Mercado de Trabajo de Adecco Group Institute.

El servicio de estudios de Adecco ha destacado que esta cifra de 1.167 euros es un nivel similar al de Estados Unidos, pese a que el PIB per cápita del país norteamericano multiplica por 2,5 al español.

Adecco recuerda que en Europa hay una gran diversidad de situaciones, desde 8 países que no tienen un salario mínimo legal (Dinamarca, Italia, Austria, Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia y Suiza), hasta otros seis donde el mismo supera los 1.700 euros mensuales.

«Ahora que la inflación presiona a la baja el poder adquisitivo de los salarios (el poder adquisitivo del salario en 2022 fue equivalente al que tuvo en 1996) y que el acuerdo salarial entre patronal y sindicatos está cerrado para los próximos 3 años, llama la atención el esfuerzo por compensar a las rentas más bajas: en España, incluyendo la parte proporcional de las pagas extraordinarias, el salario mínimo se situó en 2022 en 1.167 euros», ha resaltado Javier Blasco, director de Adecco Group Institute.

Según el Anuario 2022 de Adecco, aunque el paro registrado cerró el año pasado por debajo de los 3 millones, algo que no sucedía desde 2008, España sumó su decimocuarto año consecutivo como el país con mayor número de desempleados de la UE.

El informe constata que en 2022 se alcanzó el mayor nivel de empleo desde 2008, alcanzando la tasa de empleo el 51,1%. La afiliación a la Seguridad Social marcó un nuevo máximo histórico por segundo año consecutivo, superando por primera vez los 20 millones de cotizantes.

«La economía terminó en 2022 la etapa «fácil» de recuperación tras el hundimiento que provocó la pandemia en 2020, entrando en 2023 en una etapa prevista como de crecimiento menor, si bien la evolución del primer cuatrimestre está -positivamente- rompiendo pronósticos. No obstante, el último tramo del 2022 trajo dos tendencias inquietantes: la caída en la producción industrial y la del número de empresas», ha señalado Blasco.

El director del centro de Estudios de Adecco ha señalado que, en términos generales, la creación de empleo se mantiene «en niveles aceptables» dado el difícil contexto económico general.

«Sin embargo, es un aumento del empleo que no alcanza para evitar la aparición de problemas en colectivos concretos, como los autónomos, que sufren un retroceso, o quienes buscan su primer empleo, que aumentan», ha advertido Blasco.