El PP y Ciudadanos están trabajando en una propuesta conjunta para exigir al Gobierno nuevas métricas en las estadísticas del paro y diferenciar a los fijos-discontinuos que se encuentran en periodo de actividad y los que no, una exigencia que desde el Gobierno interpretan como un intento de «ensuciar» las estadísticas de creación de empleo.

El objetivo de las dos formaciones es llegar a una enmienda transaccional a partir de una proposición no de ley del PP por la que pedía poner en marcha un nuevo medidor «efectivo» del paro, que incluya figuras como los ‘subempleados’ o los inactivos ‘desanimados’. Sin embargo, Ciudadanos pide eliminar de las peticiones de la propuesta del PP este medidor «efectivo», porque dice que no existe en la teoría económica y no queda claro qué debería reflejar ese nuevo indicador complementario.

Eso sí, las dos formaciones coinciden en sus propuestas en pedir datos sobre aquellos trabajadores que no buscan trabajo pero les gustaría participar en el mercado laboral; el detalle de «inactivos desanimados» y también de los «subempleados», que son aquellos que trabajan pocas horas de manera involuntaria porque no encuentran un empleo a tiempo completo.

La diputada del PP, Belén Hoyo Julia, se ha encargado de la defensa de la propuesta, que tiene por objeto «conocer la verdad de la situación del mercado laboral español».

Y es que, en su opinión las cifras oficiales de empleo «ocultan una realidad mucho más compleja y preocupante», porque, dice, el Gobierno ha sido incapaz de crear empleo «digno y estable y ha abandonado los sectores más vulnerables». En concreto, el Grupo Popular denuncia que el Gobierno «oculta» a parados con la etiqueta de fijo-discontinuo.

De su lado, una de las principales voces económicas de Ciudadanos, la diputada María Muñoz, ha comenzado su intervención defendiendo la reducción de contratos temporales introducida con la última reforma laboral. En este sentido, ha advertido de una «cruzada un poco absurda» por parte de formaciones como el PP para decir que los contratos fijos-discontinuos son «puro maquillaje contable».

«La cosa no es así, no podemos hablar de forma demagógica diciendo que se maquillan los datos. Hay que tener un poquito de empatía con los trabajadores», ha espetado Muñoz, quien eso sí ha reconocido que es necesario una mayor transparencia en el registro de los datos de los fijos-discontinuos.

PODEMOS ACUSA AL PP DE SER «YONKIS DE LA PRECARIEDAD»

De su lado, la diputada de Unidas Podemos, Aina Vidal, ha indicado que el PP no ha traído a la Cámara Baja una proposición no de ley, sino un ‘déjà vu’, porque ya se debatió una iniciativa similar en diciembre del año pasado.

En este contexto, ha acusado a los ‘populares’ de ser unos «yonkis» de la «precariedad». La diputada ha llegado a decir que el Grupo «tiene un problema con la democracia», porque, dice, el Sepe desde hace 38 años que trabaja con estos indicadores.

En lo que respecta al PSOE, Esther Peña Camarero ha calificado la propuesta del PP como un «intento desesperado» por intentar «ensuciar» unos «extraordinarios» datos de empleo. Asimismo, ha recordado que la contabilidad de los contratos fijos-discontinuos es igual que en los años anteriores y también se hace de manera similar que en el resto de Europa.

EL PNV SE ABSTENDRÁ

Íñigo Bariandaran, del PNV, ha avanzado que su grupo se abstendrá en la votación, ya que si bien el SEPE sigue haciendo las estadísticas de manera similar a anteriores legislaturas, los datos ofrecidos por el organismo «no abundan en la claridad». Y de existir datos, si no tienen nada que oculta, sería de mayor provecho que sirvan para aclarar.

El diputado del PDeCAT, Genís Boadella, ha desdeñado un maquillaje de las estadística, pero ha instado al Gobierno a tener «mucha más información abierta».

Por su parte, el diputado de Esquerra Republicana (ERC), Jordi Salvador, se ha desmarcado desde el principio de lo que considera un debate que «no es serio». Lo que sí ha hecho ha sido aprovechar su intervención para cargar contra la reforma laboral, que a su juicio «se quedó muy corta». De hecho, ha apuntado que en los programas electorales de muchos partidos «se va a incluir todo» lo que su grupo reclamaba en su momento.