Renfe construirá talleres inteligentes en las bases de mantenimiento de Madrid-Norte Fuencarral y Madrid-Sur Santa Catalina, dentro del marco de contratación definido por la IV Convocatoria de TrenLab –el programa global de aceleración de startups de Renfe–, por un millón de euros.

El objetivo de la empresa es desarrollar e implementar una solución de software basada en componentes y servicios de Azure Cloud para llevar a cabo la monitorización de estos complejos, que llevará a cabo Renfe Fabricación y Mantenimiento junto con la empresa Limmat M&M (ganadora del concurso TrenLab).

Con esta gestión, el operador público ferroviario persigue mejorar la agilidad y eficiencia de los procesos para la toma de decisiones, aportando una ventaja competitiva y un valor diferencial a la empresa a través de la implantación de la plataforma IMANT+.

En concreto, las funcionalidades son la monitorización y geolocalización de equipos que sean críticos dentro del taller, como los túneles de lavado o los tornos del foso; el control automatizado del uso de las instalaciones y servicios prestados en las bases de mantenimiento de alta velocidad a todos los operadores ferroviarios; el control y eficiencia de consumos; la optimización de la capacidad disponible de los talleres; la mejora de la seguridad en la circulación y un puesto de mando centralizado.