El consejero delegado de Inditex, Oscar García Maceiras, ha destacado este miércoles que la compañía fundada por Amancio Ortega «tiene y va seguir manteniendo su sede en España», sin querer pronunciarse sobre la decisión de Ferrovial de trasladar su sede a Países Bajos.

«Todas sus sociedades de cabecera tienen y van a seguir teniendo su sede en España», ha destacado el consejero delegado en la rueda de prensa con motivo de la presentación de resultados anuales del grupo, con beneficios, ventas y dividendo récord.

García Maceiras ha resaltado el ‘efecto sede’ de la ompañía, consecuencia de «tener en España la sede social y fiscal», lo que supone pagos a proveedores por un importe de 6.000 millones de euros, una contribución tributaria de 1.800 millones y global de 7.479 millones de euros, con un tipo impositivo global situado en el 23%, según ha indicado.

«España es nuestro primer mercado, el mercado en el que hemos nacido, en el que nos sentimos cómodos y por el que seguiremos apostando», ha subrayado.

Respecto a las críticas a los beneficios y márgenes empresariales, el consejero delegado no ha querido pronunciarse. «Me limito a centrarme en aquello que nos afecta, en unos resultados de los que estamos muy satisfechos. Estoy enormemente orgulloso de las 175.000 personas que cada día se dejan la piel. No entro en esas manifestaciones».