El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha finalizado la redacción del estudio de alternativas de la salida sur ferroviaria de Vigo, con la que se culmina el primer paso del proceso de planificación de la línea de alta velocidad que unirá esta ciudad con Oporto.

Según el departamento, dicha actuación continuará con la redacción y tramitación del correspondiente estudio informativo, cuyo contrato se licitó el pasado 23 de diciembre y cuyo plazo de presentación de ofertas finaliza el próximo 15 de marzo.

La salida sur ferroviaria de Vigo constituye una pieza importante de la nueva línea de alta velocidad Vigo-Oporto, cuyo carácter prioritario ha sido refrendado por los gobiernos español y portugués y que, tras una solicitud de ambos países, ha sido incluida dentro de la propuesta de la Red Básica Ampliada de la Red Transeuropea de Transporte en la posición común alcanzada por el Consejo de Transportes de la Unión Europea del pasado mes de diciembre.

El estudio de alternativas se ha redactado con dos objetivos: analizar las opciones permitir la continuidad del Eje Atlántico ferroviario hacia el sur de Vigo y para unificar los servicios de las dos estaciones de viajeros con las que cuenta hoy día la ciudad: Vigo-Urzáiz y Vigo-Guixar.

Asimismo, como objetivo complementario, el estudio ha analizado la viabilidad de una conexión ferroviaria con la terminal portuaria de Bouzas, mediante un ramal de la salida sur.

En definitiva, el estudio propone la transformación de Vigo-Urzaiz en estación pasante es una necesidad si se quieren potenciar los servicios ferroviarios con Portugal; Se considera esencial que la Salida Sur se conecte con la línea 810 Monforte de Lemos – Bifurcación Chapela; y el documento permite desarrollar dos alternativas, identificadas como Conexión Norte y Conexión Sur (en función de si su conexión con la línea 810 se produce al norte o al sur de O Porriño), con una inversión estimada de 686,6 millones de euros.

Respecto a la conexión con la terminal de Bouzas, se han detectado dificultades para su inserción en la trama urbana. Asimismo, para avanzar en el análisis de la viabilidad de esta conexión deberá profundizarse en sus estudios de demanda y rentabilidad. Esto deberá hacerse de manera independiente del proceso de planificación de la Salida Sur para no condicionar su avance.

En cualquier caso, las alternativas para la salida sur se han planteado de manera que sean compatibles con una futura implantación de la conexión ferroviaria con la terminal de Bouzas.