La empresa estadounidense de biotecnología Regeneron anotó en el conjunto de 2022 unos beneficios netos atribuidos de 4.338 millones de dólares (4.006 millones de euros), lo que implica una contracción del 46,3% respecto a las ganancias de 8.075 millones de dólares (7.457 millones de euros) de 2021.

Los ingresos, de su lado, alcanzaron 12.173 millones de dólares (11.242 millones de euros), lo que representa un retroceso del 24,3% comparado con la facturación de 16.072 millones de dólares (14.842 millones de euros) del año previo por una reducción en las ventas del 43%.

Además, solo en el cuarto trimestre del ejercicio, el beneficio neto alcanzó 1.197 millones de dólares (1.105 millones de euros), frente al saldo positivo de 2.229 millones de dólares (2.058 millones de euros) de un año antes, un 46,3% menos interanual, según ha informado la compañía.

Por su parte, los ingresos trimestrales fueron de 3.414 millones de dólares (3.153 millones de euros), lo que supone una caída del 31,1% comparada con la facturación de 4.952 millones de dólares (4.573 millones de euros) de 2021.