La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) continúa analizando con el regulador francés la financiación de la interconexión eléctrica Bahía de Vizcaya ante el incremento de costes declarado por los promotores, dentro de los plazos previstos.

En concreto, el organismo presidido por Cani Fernández ha indicado que no hay ninguna decisión que implique la renuncia a dicho proyecto.

En la actualidad, la CNMC y la Commission de Régulation de l’Énergie (CRE) están analizando los incrementos en el presupuesto de ejecución y las implicaciones sobre el acuerdo de reparto de costes entre países.

Bahía de Vizcaya, declarado proyecto de interés común por la Comisión Europea en 2013 y en 2015, está impulsado por los gestores de redes de transporte español y francés, REE y RTE, y deberá entrar en servicio en 2028.

Esta nueva línea duplicará prácticamente la capacidad de interconexión eléctrica entre España y Francia, que pasará de 2,8 GW (Gigavatios) a 5 GW.