El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipa una fuerte desaceleración de la economía española este año, cuando crecerá un 1,1%, frente al 5,2% del año pasado, mientras que de cara al año que viene anticipa una expansión del 2,4%, según la actualización de las perspectivas económicas mundiales que ha publicado este martes la institución.

De este modo, si bien el FMI mantiene sus pronósticos para España, que dio a conocer a mediados de enero, en comparación con las previsiones del pasado octubre España es la única de las grandes economías que ve rebajada las expectativas de crecimiento tanto para 2023 como para 2024.

No obstante, la economía española sigue contando con las previsiones más optimistas de expansión por parte del FMI para este año y el siguiente entre las grandes economías de la eurozona.

En las conclusiones del directorio del FMI sobre la economía española, publicadas el pasado 19 de enero, la institución anticipaba que España alcanzará el nivel de actividad previo a la pandemia a principios de 2024.