Iberdrola ha instalado su primera bomba de calor industrial en la planta de procesado de aves de Grupo AN, situada en el municipio de Vicolozano, en Ávila, ha informado la compañía.

La instalación, que aprovecha el calor residual de los grupos de frío de la planta, alcanza un Coeficient of Performance (COP) de 10, lo que equivale a una eficiencia del 1.000%.

En concreto, por cada unidad de energía eléctrica utilizada, originada a partir del calor residual de los refrigeradores de la planta (compresores de amoniaco), la bomba de calor suministra 10 veces esa energía en forma de calor.

Para una mayor eficiencia, la instalación, además de eliminar el consumo de combustibles fósiles de las calderas, ayuda a producir un ahorro significativo de electricidad y agua al no dejarla evaporar en los condensadores y recuperarla para calentar el agua necesaria para el funcionamiento de la bomba de calor.

El proyecto cuenta con el apoyo de los fondos Next Generation a través del Programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en pymes y grandes empresas del sector industrial, y ha conseguido una subvención de, aproximadamente, el 30% del coste de la bomba de calor.

En opinión de la compañía, la descarbonización de la generación de calor industrial a través de la electrificación se acelerará en los próximos años gracias a la sustitución gradual de las calderas de combustibles fósiles por bombas de calor alimentadas por renovables.

Iberdrola está comprometida a ayudar a las industrias en su transición energética, a través de soluciones diseñadas a medida para conseguir que las fábricas mejoren su eficiencia y reduzcan las emisiones de CO2 de una manera sostenible y económica.