El Comité de Política Monetaria del Banco Central del Paraguay ha decidido por unanimidad mantener los tipos de interés en el 8,5%, al considerar que la inflación interanual en el país, que se situó en el 8,1% en diciembre, está todavía lejos de la meta del 4%.

Esta es la cuarta ocasión consecutiva en la que el organismo central de Paraguay opta por no alterar su política monetaria. La última subida de tipos que realizó el banco tuvo lugar en el mes de septiembre, cuando el incremento fue de 25 puntos básicos, hasta la cifra actual. En aquel momento, la inflación interanual se situaba por encima de los dos dígitos (10,5% en agosto).

Pese a la caída de la inflación en los últimos meses, especialmente en los precios de los alimentos y los combustibles, el banco central ha apreciado un incremento «moderado» en los precios de los servicios y los bienes «durables». Asimismo, las expectativas inflacionarias se mantienen por encima del 5% para finales de 2023.

«En un contexto de incertidumbre, el comité seguirá monitoreando atentamente el entorno local e internacional y sus implicaciones sobre las perspectivas de inflación, a fin de continuar tomando las medidas más oportunas para lograr el cumplimiento de la meta del 4%», ha concluido el banco central.