Elecnor se ha adjudicado su primer contrato en Dinamarca por valor de 45 millones de euros para la construcción de una subestación de tracción en las obras del túnel submarino que unirá al país con Alemania.

Así, la empresa española suministrará energía verde a las instalaciones del túnel que conecta, con una longitud de 18 kilómetros, ambos países y al ferrocarril que circulará a través de él en un proyecto que unirá los dos países y cuyo coste total superará los 10.000 millones de euros, según un comunicado.

De este modo, la compañía participará en uno de los mayores proyectos de infraestructuras de Dinamarca y en la construcción del túnel sumergido más largo del mundo. Cuando el túnel esté terminado,
será posible viajar de Hamburgo a Copenhague en menos de tres horas.

Las obras de Elecnor se prolongarán hasta 2028 y posteriormente se iniciará un periodo de mantenimiento de cinco años. La subestación de tracción tendrá capacidad para dar servicio a los medios de transporte eléctricos del futuro, incluidas las estaciones de carga para vehículos eléctricos, contribuyendo así a la transición ecológica del sector del transporte.

Comprende tres transformadores de 25 kV para la alimentación de la tracción ferroviaria, dos transformadores de 20 kV para la alimentación del túnel y dos equilibradores de carga.

«La firma del contrato representa otro hito en la construcción del enlace Fehmarnbelt. Estamos deseando trabajar con Elecnor en la importante tarea de preparar el túnel para que funcione sin emisiones de CO2 en 2029», ha destacado el director técnico de Femern A/S, Jens Ole Kaslund.