Endesa ha recibido la declaración de impacto ambiental (DIA) favorable para la construcción del parque eólico Galatea, ubicado en la Jonquera (Girona) y que será el primero que la empresa construya en Catalunya, según ha informado en un comunicado este martes.

La empresa prevé una inversión de 50 millones de euros para levantar el parque, que tendrá una potencia de 49 MW y permitirá generar alrededor de 140 gwh/año.

Endesa ha asegurado que la voluntad es incorporar al proyecto «las condiciones determinadas en el estudio de impacto ambiental y las condiciones adicionales que marca el acuerdo de la DIA», y que buena parte de las condiciones ya estaban incorporadas desde un inicio.

El parque eólico estará ubicado fuera de los espacios naturales protegidos de la zona y evacuará su energía mediante una línea eléctrica hasta la subestación de Figueres (Girona).

El proyecto contempla «desde el inicio de su tramitación» medidas medioambientales preventivas que estarán coordinadas con la Dirección General de Medioambiente de la Generalitat, y que pasan por el análisis y seguimiento de la avifauna local, acciones relativas a la construcción e integración paisajística del parque, así como otras medidas de protección de la biodiversidad.

Está previsto que la construcción del parque se inicie a principios de 2024 y que cubra el consumo eléctrico anual de la mitad de los hogares del Alt Empordà (Girona).

Endesa ha recordado el plan de creación de valor compartido del proyecto con los vecinos de la zona con el impulso durante la construcción y operación y mantenimiento, distintas iniciativas sostenibles que «generen valor local».

Además, ha lanzado una propuesta concreta de participación local para que particulares, empresas y organismos públicos de la comarca del Alt Empordà puedan participar en la financiación de la construcción del parque eólico.