La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha remarcado que la reciente multa impuesta a la plataforma de reparto Glovo es un ejemplo de que «ninguna empresa en España, por muy grande o pequeña que sea, se va quedar al margen de la ley».

Así ha reaccionado al ser preguntada en el Congreso por la reciente multa que Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha impuesto a la empresa por un importe de 56,7 millones de euros. De hecho, Díaz ha incidido en que este caso «es palmario» y no se van a dar «solamente estos pasos», sino que también «espera y desea que se aquiete la empresa» y que esta cumpla con la normativa.

La vicepresidenta ha recordado la reciente reforma de la legislación penal, en especial en lo referido al artículo 311 del Código Penal, que versa sobre los reiterados incumplimientos en los trámites administrativos.

En este sentido, la ministra ha destacado que ante los casos de empresas que vulneren la normativa vigente y que, además, se «revelen» contra la Inspección de Trabajo, su departamento va actuar «con el peso de la ley».

Hasta la fecha, Glovo acumula sanciones en España por valor de 205,3 millones. La última multa de 56,7 millones ha sido a su sede e Madrid por detectar 7.022 ‘falsos autónomos’ y tener a 813 trabajadores extranjeros de manera irregular, sin el correspondiente permiso de trabajo.

Tras conocer la nueva sanción de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, desde la plataforma de reparto han indicado a Europa Press que el periodo inspeccionado al que se refiere el expediente es anterior a la entrada en vigor de la conocida como ‘ley rider’.