La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha vuelto a tender la mano al PSOE para incluir nuevas medidas en el marco del decreto anticrisis para que este martes, en el Pleno del Congreso, su grupo parlamentario dé su apoyo definitivo a la convalidación de la norma.

En principio, la convalidación de este decreto no corre peligro porque el PP ha avanzado que no se opondrá, aunque ha instado a negociar nuevas medidas para dar su sí a la convalidación de la norma. En este marco, Gamarra ha asegurado no entender como el Gobierno, y más en concreto el PSOE, no escucha unas medidas «que todos los españoles entienden como sensatas y necesarias».

Entre estas medidas ha destacado la rebaja del IVA de carnes, pescados y conservas, la deflactación del IRPF para las rentas inferiores a los 40.000 euros y que el cheque de 200 euros se entregue directamente mediante el IRPF gravado en la nómina, para así reducir trámites burocráticos.

«No podemos entender como no buscan llamarnos. Parece ser que no solo no quieren dialogar con el PP, sino que les importa poco la cesta de la compra de los españoles», ha denunciado Gamarra, que ha vuelto a insistir al PSOE a hablar sobre estas medidas, que abarcan «los problemas reales de los españoles».

El paquete de medidas anticrisis incluye una serie de prórrogas de rebajas fiscales en el área energética, ayudas directas a familias vulnerables y la eliminación del IVA en determinados alimentos.

En concreto, el decreto suprime el IVA del 4% en los alimentos básicos y reduce del 10 al 5% el mismo impuesto en el aceite y la pasta, elimina la bonificación generalizada a los carburantes –que pasa a beneficiar solo a conductores profesionales– y aprueba ayudas de 950 millones de euros a la industria gasintensiva. A su vez, el paquete incluye un cheque de 200 euros a familias de renta baja.