El consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, ha abogado este miércoles por acelerar una transición energética siempre que sea «de manera justa» y ha defendido llevarla a cabo con una «planificación más cuidadosa» y contando con «la cooperación entre los sectores público y privado».

Así se ha pronunciado Wetselaar durante su intervención en un debate del Foro Económico Mundial, celebrado en Davos, sobre cómo equilibrar la velocidad de la transición energética con su impacto en diferentes grupos de interés por todo el mundo,

«Hay muchas contradicciones que gestionar», ha asegurado Wetselaar, al tiempo que ha señalado «que una transición rápida podría acabar ralentizándose si no se hace de manera justa, dada la necesidad de rehacer todo el sistema energético mundial que conllevaría». «Pueden ir en paralelo, pero requiere una planificación más cuidadosa de lo que se está haciendo en este momento», ha avisado.

En este sentido, el consejero delegado de Cepsa también se ha pronunciado sobre la importancia de la circularidad y del aprovechamiento de los residuos en todos los procesos y cadenas de suministro.

Wetselaar ha intervenido en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos en un panel titulado ‘Energy Transition Rush’, una mesa redonda que ha pretendido ofrecer una visión de los efectos dominó que la crisis energética mundial está teniendo en la transición energética, desde la producción industrial hasta la calefacción doméstica, y de las necesidades de garantizar el acceso a soluciones energéticas asequibles, sostenibles y limpias para todos.

Además de Wetselaar, el encuentro ha contado con la participación de Lauren Shum, coordinadora del Boston Hub; la ministra de Cooperación Internacional de Egipto, Rania A. Al-Mashat; Men Dellagiovanna, encargado de la división medioambiental de Gemeinde Davos, y Ajay Mathur, director-general del International Solar Alliance y ha sido moderado por Meghan O’Sullivan, profesora de Harvard University.